Tamayo

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Muy antiguo apellido castellano de origen toponímico, relativamente frecuente y repartido por España, procedente de la villa de Tamayo, localidad próxima a Oña, en la prov. de Burgos. El étimo del topónimo Tamayo es dudoso, si bien los filólogos vascos sostienen que la voz tamaio o tamayo es de origen euskera, con el significado de “pastizal”. Cuentan las crónicas que el primero que pobló la villa de Tamayo (a la que según la leyenda dio su nombre) fue un tal don Goméz, apodado el Talmayo por haber dicho al Rey Alfonso II “el Casto”, tras de haber conseguido importante victoria sobre los moros: “Señor; a tal mayo, con pocos que lo sigan, no quedará moro ni mora”. El Rey le hizo merced de muchas tierras en el valle de Cardancha, junto al monasterio de Oña, donde edificó, siendo ya anciano, su casa solar y dos torres, llamadas torres de Tamayo, en cuyas inmediaciones fue fundada siglos después la hoy villa burgalesa de Tamayo. Ramas de este linaje llevaron el apellido Tamayo a diversas regiones de España, probando su hidalguía ante las Reales Chancillerías de Valladolid y Granada. Armas.- El “Repertorio de Blasones de la Comunidad Hispánica” recoge, en primer lugar, para Tamayo: En plata, una banda, de gules, engolada en dragantes, de oro.