Portolés

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Apellido, muy antiguo en Aragón, que se registra, indistintamente, con las formas de escritura Portolés y Portalés. Moll, en su obra “Els Llinatges Catalans”, señala que es una forma plural de –portaler-, “guardián de la porta”. Hoy día es apellido poco frecuente, con sus principales asientos en las provincias de Barcelona, Valencia y Castellón, siendo notable su presencia en Huesca, Zaragoza, Teruel y Comunidad de Madrid, y menor en Tarragona, Lleida, Navarra, Alicante, etc. Familias Portolés se hallaron entre las primeras que repoblaron el antiguo Reino de Valencia, una vez ganado a los moros por Jaime I de Aragón, levantando casas en Valencia (1354), Alzira (1399), Castelló de la Ribera (1421), etc. En Aragón, según los datos del censo de hogares del año 1495, había casas del apellido en más de cuarenta poblaciones, entre ellas, en las de Zaragoza, Huesca, Alcañiz, Castelserás, Burbáguena, Daroca, Tauste, Lanuza, Ontiñena, etc. En Catalunya, según el censo de hogares del año 1553, un tal Matheu Portolés vivía en Gandesa (Tarragona). La casa aragonesa sita en Lanuza lo fue de probada nobleza, con ramas en Barbastro, Fraga, Zaragoza y Luesia. Así, Miguel Portolés, vecino de Fraga, probó su Infanzonía, en 1806, ante la Real Audiencia de Aragón. En Catalunya, Josep de Aloy i de Portolés, natural de Figueres y Baile de dicha ciudad, fue elevado a la alta dignidad de Caballero del Principado en el año 1792.

Armas.- Unos Portolés: En sinople, un portal, de plata, y en el jefe tres lises, de oro, dispuestas en faja. Bordura de oro, con ocho rosas, de gules.

Extracto de la información contenida en la lámina de este apellido editada por Instituto de Historia Familiar.