Parada

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Antiguo apellido, en general, de origen gallego, relativamente frecuente y repartido por España, si bien se registra sobre todo en Pontevedra, A Coruña y Madrid, siendo muy notable su presencia en Ourense, Barcelona, Cádiz, Vizcaya, Valencia, Lugo, Murcia, Valladolid, Guipúzcoa, Ciudad Real, León, Asturias y Sevilla. Tuvo su origen en lugares llamados Parada existentes en Galicia y Portugal, si bien encontramos otras poblaciones del mismo nombre en Salamanca y Asturias, que, en parte, también pudieron dar origen al apellido. El topónimo Parada proviene del sustantivo –parada-, alusivo a antiguos apeaderos para arrieros y viajeros. Hubo, por tanto, distintas casas del apellido Paradas, no emparentadas entre sí. Los Parada gallegos tuvieron una muy antigua casa solar en Santiago de Parada (Pontevedra), con rama en Huete (Cuenca). Probaron su hidalguía ante la Real Chancillería de Valladolid, entre otros: Alonso Parada, de San Pedro Castañero, en 1548; Simón de Parada, de las Regueras, en 1567; Rafael Antonio Parada, de Sutelo de Trasmieras, en 1783, y Francisco de Parada, de Zones (jurisdicción de Ginzo), en 1719. Igual probanza hicieron ante la Real Chancillería de Granada: Alonso de Parada, de Horcajo, en 1534; Alonso de Parada, de Huete, en 1552; Francisco de Parada y Céspedes, de Yepes, en 1608, y Fco. Parada Plaza, vecino de Granada y hacendado en Atarfe, en 1768. Armas.- Unos Parada: En campo de oro, un árbol, de sinople, y dos lobos, de sable, empinados al tronco.

Extracto de la información contenida en la lámina de este apellido editada por Instituto de Historia Familiar.

Para obtener información sobre cómo conseguir su árbol genealógico familiar visite: www.heraldicafamiliar.com