Oviedo

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Muy antiguo apellido asturiano de origen toponímico, relativamente frecuente y repartido por España, procedente del topónimo Oviedo, nombre de una importante e histórica población (levantada al pie del monte Oueto), capital del Principado de Asturias. En la alta Edad Media aparece citada como Oueto, Obedo u Ovetao, y su etimología ha sido motivo de muchos escritos, sin que nada seguro se sepa al respecto. De Oviedo, donde se documentan familias Oviedo ya en el siglo XIII, salieron numerosas ramas de este apellido, dada la intensa labor repobladora que los asturianos llevaron a cabo en la España reconquistada, por lo que hubo varias casas solares del mismo, no emparentadas entre sí. Ante la Real Chancillería de Valladolid probaron su hidalguía, entre otros muchos, Alonso de Oviedo, vecino de Béjar (Salamanca), en 1554; Cristóbal de Oviedo, Licenciado, vecino de Sigüenza (Guadalajara), en 1529; Cristóbal de Oviedo, vecino de Oviedo y de Tordesillas (Valladolid), en 1550, y Gonzalo de Oviedo, vecino de Barajas (Madrid), en 1541. Otros muchos caballeros hicieron igual probanza ante la Real Chancillería de Granada, entre ellos: Bernardino de Oviedo, de Daimiel (Ciudad Real), en 1555; Fco. de Oviedo, de Osuna (Sevilla), en 1564; Juan Oviedo, de Almagro (Ciudad Real), en 1571, y Rodrigo de Oviedo, de Alía (Cáceres), en 1587. Armas.- Unos Oviedo: En plata, tres veneras, de gules, en jefe.