Guillamón

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Apellido, en ocasiones escrito Guillémon, Guillemán, Guilleumont, etc. La forma Guillamón es poco frecuente y se registra sobre todo en Murcia, Castellón y Barcelona, siendo menor su presencia en Valencia, Madrid, Alicante, Zaragoza, Teruel, Sevilla, Albacete, Lleida, etc. En Francia también es antigua la presencia de familias Guillamón (o Guillaumont), con casas en Narbonne, 1570; Gard, 1676, etc., todas ellas en la región del Rosellón. Guillamón es un derivado del antiguo nombre y apellido Guillamó, derivado, a su vez, del nombre personal de origen germánico –Willimund-, “voluntad protectora”. El nombre Guillemó lo fue de un hijo del conde Berà de Barcelona (814-827), que participó en la llamada “revuelta d´Aissó” contra el dominio franco en Catalunya. En el libro “Repartimiento de Lorca” se hace mención a una viuda Guillamona, que fue allí heredada. Aparece el apellido Guillamó entre los primeros repobladores del antiguo reino de Valencia, con casa en Castellón de la Plana, en 1398. En Catalunya, en 1553, Andreu Guillemó era vecino de la Seu d´Urgell (Lérida). Otras antiguas casas de Guillamón hubo en El Palmar (Murcia), Aljúcar (Murcia), Espadilla (Castellón), Carcelén (Albacete), etc.

Armas.- No se encuentran armas para Guillamón, pero sí para Guillaumont, que son, según indica Rietstap en su “Armorial Général”: Cortado. 1º, en azur, una faja de plata, acompañado, en jefe, de un león naciente, de oro, naciente de la faja, y en punta de un penacho de plumas, de plata, y 2º, de gules, pleno.