Galán

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Antiguo apellido, relativamente frecuente y repartido por toda España, procedente de la voz castellana –galán-, “bien parecido”, “elegante”, “atento, amable”. Fue, por tanto, inicialmente un apodo o sobrenombre, convertido en apellido por el uso y la costumbre. Hubo, por tanto, distintas casas solares de Galán, no emparentadas entre sí. Varios autores señalan que las más antiguas casas de este apellido tuvieron su origen en el Reino de Aragón, pero se sabe que tam¬bién hubo casas muy antiguas en ambas Castillas, As¬turias, Extremadura y Anda¬lucía. En Aragón figuran casas de Galán ya en el censo del año 1495, y, a partir del siglo XVI, de les documenta en numerosas poblaciones aragonesas. En Castilla, en la localidad de Salas (Burgos) vivía en 1533 Pedro Galán, quien vio reconocida en dicho año su condición de hijodalgo por la Real Chancillería de Valladolid, Tribunal que, en 1830, hizo reconocimiento de hidalguía en la persona de Julián Galán, vecino de Ruente (Cantabria). El mismo reconocimiento de nobleza obtuvieron ante la Real Chancillería de Granada, Esteban y Francisco Galán Duche, vecinos de Cádiz, en 1712, y Francisco Galán Ponce, vecino de El Arahal y Carmona (Sevilla), en 1783, así como Salvador Galán de Valenzuela, vecino de Archidona (Málaga), en 1797. Bernardo Galán Toribio, en el año 1790, aspiraba al cargo de Notario del Santo Oficio de la Inquisición, en Sevilla.

Armas.- Unos Galán trajeron: Escudo partido: 1º., de plata, con tres bandas de azur, y 2º., de gules, con un castillo de oro.