Flores

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Muy antiguo apellido castellano, bastante frecuente y repartido por toda España, con especial presencia en Andalucía. Procede del nombre personal latino Florus, aplicación onomástica de la voz latina flos, floris, “flor”. Del nombre castellano Floro más el sufijo –ez nació el patronímico Florez, y de éste, por corrupción debido a la analogía con el castellano “flores”, nació Flores. En general, los historiadores hacen derivar el apellido Flores de nombre propio medieval Froyla o Fruela, muy antiguo en Asturias. Así, el antiguo cronista Luís de Salazar cita a Ramiro Froylez, llamado así en memoria de sus antepasados, los Froylez, y las cinco veces que lo nombra lo llama Ramiro Flores. Este prócer vivía en el siglo XIV ( años 1300) y fue creado Caballero de la Banda por Alfonso XI. Y la Crónica del rey Fernando III, habla de los servicios en la toma de Sevilla (1248) del Ricohombre don Rodrigo Froylez; lo cita cinco veces y todas lo llaman Rodrigo Flores. Los Flores probaron su Hidalguía, en repetidas ocasiones y a lo largo de varios siglos, ante las Reales Chancillerías de Valladolid y Granada, así como su nobleza para el ingreso en las distintas Órdenes Militares. Armas.- El “Repertorio de Blasones de la Comunidad Hispánica” describe, en primer lugar, las siguientes: En campo de azur, tres flores de lis, de oro, bien ordenadas. Bordura de gules, con ocho aspas de oro.