Chinchilla

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Apellido castellano de origen toponímico, poco frecuente y repartido por España, con sus principales asientos en Madrid, Barcelona, Jaén, Granada, Málaga, Murcia, Alicante y Valencia. Procede del topónimo Chinchilla, nombre de una población de la provincia de Albacete, cuyo étimo, según Coromines, sería una forma mozárabe derivada del latín –senticella-, diminutivo derivado de -sentis, -is, “espino, zarza”. Aunque existe otra población llamada Chinchilla en Jaén y un río igualmente llamado en Castellón (Xinxilla), el apellido procede, en su mayor parte de la Chinchilla albaceteña. Probaron su nobleza ante la Real Chancillería de Granada: Pedro de Chinchilla, vecino de Hellín (Albacete), en 1536; Pedro Gómez de Chinchilla, vecino de Málaga, en 1550, y Mateo García Gaitán y Chinchilla, vecino de Úbeda (Jaén), en 1802. Igual probanza de nobleza hicieron ante la Real Chancillería de Valladolid: Álvaro de Chinchilla, vecino de Polan (Toledo), en 1607; Lope de Chinchilla, vecino de Yeles (Toledo), en 1541; Melchor de Chinchilla, vecino de Yeles (Toledo), en 1541; Álvaro de Chinchilla y Losada, vecino de Toledo, en 1607, y Melchor de Chinchilla Mota, vecino de Magán (Toledo), en 1607.

Armas.- Aunque existen otras armas, fueron las primitivas: En campo de oro, un castillo con dos torres (falta la del centro) de su color natural, terrasado de sinople, con dos águilas afrontadas, cada una sobre una torre, y dos ciervos, al natural, afrontados y situados a cada lado del castillo.