Céspedes

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Muy antiguo apellido de origen toponímico, relativamente frecuente y disperso por España, si bien se registra sobre todo en Barcelona, Almería, Madrid, Ciudad Real, Málaga, Valencia y Alicante, siendo muy notable su presencia en Sevilla, Murcia, Jaén y Vizcaya, y menor en Cantabria, Burgos, Asturias, Córdoba, Cádiz, Badajoz, Albacete, Granada, Zaragoza, etc. Procede del topónimo Céspedes, nombre de poblaciones en las prov. de Burgos y Córdoba, provenientes del plural de la voz castellana antigua –céspede-, “terrón cubierto de césped”, o “hierba menuda y tupida que cubre el suelo”. Hubo, por tanto, distintas casas solares de Céspedes, no emparentadas entre sí. Una de las más antiguas estuvo en Espinosa de los Monteros, y otra, también muy rancia, en Medina de Pomar (Burgos), de las que salieron ramas que llevaron el apellido a otros lugares de España. De Almendralejo (Badajoz), descendió el caballero de la Orden de Santiago, Juan de Céspedes Figueroa y Giles (1713). De Sevilla fueron Fco. de Céspedes y Figueroa, caballero de la Orden de Calatrava (1621), y su hermano, Gómez de Céspedes Figueroa, caballero de la Orden de Santiago (1622). Por otra parte, los de este apellido probaron su nobleza, a lo largo de varios siglos, ante las Reales Chancillería de Valladolid y de Granada. Armas.- El “Repertorio de Blasones de la Comunidad Hispánica” recoge, en primer lugar: De oro, con seis trozos de césped de sinople puestos en dos palos y cargado cada uno de flores de plata con hojas y tallos.