Caro

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Apellido, relativamente frecuente y repartido por toda España, con sus principales asientos en Sevilla, Madrid, Barcelona, Cádiz, Huelva, Córdoba, Badajoz, Valencia, Murcia, Alicante, Ciudad Real, etc. Procede, en parte, de un antiguo nombre de bautismo de carácter afectivo, derivado del latín –carus-, “querido amado”, acepción que también tenía antiguamente el adjetivo castellano “caro”. Por otra parte, la voz vasca –karo (caro)- dio origen, también en parte, a familias apellidadas Caro, con antiguas casas en las Encartaciones de Vizcaya. Caballeros de este apellido se hallaron combatiendo contra los moros en la batalla de Las Navas de Tolosa (Jaén), en 1212, junto al rey Alfonso VIII de Castilla, Sancho VII de Navarra y Pedro “el Católico”. Andrés Caro se halló en la toma de la ciudad de Lorca (Murcia), en 1243, en compañía del rey Alfonso X, quedando allí heredado. En el antiguo Reino de Valencia hubo familias Caro con casas en Alcúdia de Carlet (1337), Valencia (1354-73), Onda ( 1379), Morvedre, Ontininyent, Xátiva (1421), etc. En Aragón, según el censo de hogares de 1495, había casas de Caro en Calatayud, Mara, Villarroya de la Sierra, Alberite de San Juan, Aniñón, Rubielos de Cérida y Bañón. Portadores de este apellido probaron su nobleza en las Reales Chancillerías de Valladolid y de Granada, ante la Real Audiencia de Aragón, para su ingreso en las antiguas Órdenes Militares, etc.

Armas.- Unos Caro, trajeron: De plata, con una cruz floreteada de sable y ocho calderos del mismo color puestos en orla.