Carnicer

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Apellido, poco frecuente y repartido por España, con su principal asiento en la provincia de Zaragoza y notable presencia en Barcelona, Madrid, Castellón, Valencia, Huesca, Sevilla y Tarragona. Procede de la antigua voz catalana y aragonesa –carnicer-, “persona que sacrifica animales y vende su carne”, que en el área lingüística catalana evolucionó a Carnicé y Carnisser, y en Aragón originó, además, el apellido Carnicero. Así, en el censo aragonés de hogares de 1495 se citan casas de Carnicer en Zaragoza, Calaceite, Rojales, Valjunquera y Tarazona, mientras que casas apellidadas Carnicero se citan 18, en su mayor parte radicadas en las merindades de Alcañiz, Tarazona y Calatayud, siendo algunas de ellas calificadas como “casas de moriscos”. En el antiguo Reino de Valencia hubo casas de Carnicer o Carnisser en Alzira, Xátiva (1248-49), Oriola (1300-14), Valencia (1354-73), Xeraco (1373), Onda (1379), Castellón (1398), etc. Una antigua y noble casa de Carnicer aragonesa hubo en la villa de Maella (Zara¬goza), con ramas en Alcañiz, Zaragoza y Ayerbe. De Maella fue el Doctor Pedro Carnicer, promédico de Carlos I de España y V de Alemania. José Carnicer, vecino de Zaragoza, probó su Infanzonía, en 1761, ante la Real Audiencia de Aragón. En Catalunya, Martín Juan de Franquesa y Carnicer, Notario, Conceller en Cap y Síndico de Igualada (Barcelona), fue padre de Pedro Franquesa y Esteve Carnicer, Conde de Vilallonga.

Armas.- Unos Carnicer: En campo de azur, un ave fénix sobre llamas de gules.