Carles

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Procede este apellido del nombre personal de origen germánico –Karl-, derivado del radical gótico -karl-, “hombre libre”. El nombre fue muy popular en la Edad Media debido al Emperador Carlomagno, y no ha dejado de usarse hasta nuestros días. Tienen los Carles su principal asiento en la provincia de Barcelona, a la que siguen las de Tarragona y Girona, siendo menor su presencia en Valencia, Lleida, Baleares, Alicante, Castellón, etc. Según señalan los García Carraffa en su obra “El Solar Catalán, Valenciano y Balear”, es el de Carles un antiquísimo linaje que tuvo una noble casa solar en la villa de Torroella de Montgrí (Girona). Los de este apellido pasaron a la conquista y repoblación de Mallorca y de Valencia. Así, en Valencia, entre 1300 y 1314, tenían casa en Oriola (Alicante). El “Nobiliari del Reial Cos de la Noblesa de Catalunya”, de Armand de Fluvià y Lluís de Bru de Sala, cita a: Onofre Carles, Ciudadano Honrado de Barcelona, año 1686, y a Martí Carles i de Teixidor, Caballero del Principado de Catalunya (1737), Noble (1737), mercader de Torroella de Montgrí (Girona).

Armas.- El “Repertorio de Blasones de la Comunidad Hispánica”, recoge, en primer lugar, para Carles: En gules, un castillo de plata aclarado de sable, y dos leones, de oro, rampantes y afrontados a los lados de la puerta, y, en punta, un lienzo de muralla, de plata, con puerta y almenas; medio cortado de sinople, con varias casas de plata aclaradas de sable, y partido de azur, con tres peces de plata puestos en palo.