Briz

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Apellido de escasa difusión y disperso por España, siendo mayor su presencia en Valencia, Zaragoza, Cantabria, Madrid, Barcelona y Salamanca. Procede del antiguo nombre de bautismo Briz, derivado del nombre latino –Brictius-, de origen tal vez céltico. Se llamaron Briz cuatro santos en la Edad Media, motivo por el que el nombre fue muy popular en los reinos de Castilla, Aragón y Navarra. Briz, como apellido, se documenta ya en el antiguo Reino de Valencia (seguramente llegado desde el vecino Reino de Aragón), pues en 1396 Anthoni Briz era vecino de Catí, y Domingo Briz lo era de Morella. En el censo de hogares de Aragón del año 1495, el apellido Briz gozaba de amplia difusión, con casas en Zaragoza, Villanueva del Huerva, Aguillón, Azuara, Bádenas, Cariñena, Fombuena, Loscós, Moyuela, Paniza, Plenas, Villar de los Navarros, Ateca, Biota, Borja, Alcañiz, Ejea de los Caballeros, Calanda y Cervera de la Cañada. Gerónimo Briz, vecino de Valladolid, en el año 1537, y Nicolás Briz, también vecino de Valladolid, en el mismo año 1537, fueron reconocidos como hijosdalgo por la Real Chancillería de Valladolid. El aragonés Juan Domingo Briz fue Prior del Pilar de Zaragoza, y después Obispo de Jaca, en 1647; fue, también, Abad del Monasterio de San Juan de la Peña, en Aragón, y escribió la memoria de aquella casa. Armas.- Escudo partido: 1º, jaquelado de quince piezas de oro y gules, y 2º, de azur, sembrado de brizas de oro, “que son centellas o chispas de fuego”.

Extracto de la información contenida en la lámina de este apellido editada por Instituto de Historia Familiar.

Para obtener información sobre cómo conseguir su árbol genealógico familiar visite: www.heraldicafamiliar.com