Avellaneda

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Muy antiguo apellido castellano de origen toponímico (a veces escrito Abellaneda), poco frecuente y repartido por España, con especial presencia en Murcia, Barcelona, Madrid y Andalucía. Procede del topónimo Avellaneda, nombre de poblaciones en Ávila, Toledo y Vizcaya, con el significado de “lugar de avellanos”. Lope Martínez de Avellaneda se halló en la batalla de las Navas de Tolosa (Jaén), en 1212, y en la de Baeza, en 1227. Su hijo, Diego López de Avellaneda, asistió a la conquista de Sevilla, en 1248, y Juan González de Avellaneda fue Alférez Mayor del Rey Enrique III. Juan de Zúñiga Avellaneda fue primer Duque de Peñaranda, Virrey de Nápoles, Presidente de Castilla y del Consejo de Estado. Probaron los Avellaneda su nobleza en repetidas ocasiones ante las Reales Chancillerías de Valladolid y de Granada, haciéndolo ante ésta última, entre otros: Diego de Avellaneda, vecino de Constantina (Sevilla), en 1700; Juan Carlos de Avellaneda, vecino de Huete (Cuenca), en 1733; Sebastián de Abellaneda, vecino de Ribera (Murcia), en 1576; Luis Avellaneda Manrique de Lara, nacido en Constantina (Sevilla) y vecino de Cuenca y Azuaga (Badajoz), en 1733, y Diego Avellaneda Manrique y Pulgarín, nacido en Azuaga (Badajoz) y vecino de Berlanga, en 1806. Armas.-El “Repertorio de Blasones de la Comunidad Hispánica”, recoge para Avellaneda, en primer lugar: En oro, dos lobos de sable, uno sobre otro, cebados de dos corderos. Bordura de gules, con ocho aspas de oro.

Extracto de la información contenida en la lámina de este apellido editada por Instituto de Historia Familiar.

Para obtener información sobre cómo conseguir su árbol genealógico familiar visite: www.heraldicafamiliar.com