Anaya

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Apellido de origen toponímico, relativamente frecuente y repartido por España, procedente de aquellos lugares llamados Anaya que existen en España, como Anaya de Alba y Anaya de Huebra (Salamanca), Anaya (Segovia), Anaya (Vélez-Málaga), etc., cuyo origen está, según señala el arabista Asín Palacios, en la voz árabe an-nahya, “agua estancada”. No obstante, para los euskerólogos, Anaya es apellido vasco, derivado de la voz euskera anai(a), “hermano”, empleado en el País Vasco como nombre de persona o como praenomen desde la Edad Media. Antiguos tratadistas hacen originarios, a los primeros Anaya, de Alemania, y otros los hacen descendientes de la Casa Real de Portugal. En una escritura (año 830) de donación que el Rey don Alfonso II el Casto hizo a la iglesia de Lugo, después de la toma del castillo de Santa Cristina a los moros, uno de los ricos-hombres que firman es Anaya Comes. En Galicia tuvieron los Anaya casa solar en el lugar y coto de Anaya, en tierra de Deza, con buen número de dignidades, canónigos y obispos. D. Diego de Anaya fue Comendador Mayor de Alcántara, en 1454. Otro D. Diego de Anaya aparece igualmente como Comendador de dicha Orden militar, en 1494. D. Diego IV Anaya Maldonado rigió la diócesis de Orense de 1390 a 1392. Los Anaya probaron su nobleza, a lo largo de varios siglos, en las Reales Chancillerías de Valladolid y de Granada, así como para su ingreso en las antiguas Órdenes Militares. Armas.- Unos Anaya: En azur, cinco bandas de oro.

Extracto de la información contenida en la lámina de este apellido editada por Instituto de Historia Familiar.

Para obtener información sobre cómo conseguir su árbol genealógico familiar visite: www.heraldicafamiliar.com