Alcalá

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Apellido de origen toponímico, frecuente y repartido por España, si bien se registra sobre todo en Andalucía, Castilla-La Mancha, Madrid y Barcelona, procedente del topónimo Alcalá, nombre de numerosas poblaciones españolas, del árabe -qulai ´at -, “castillo”, “fuerte”. Hubo, por tanto, distintas casas solares de este apellido, no emparentadas entre sí, siendo muy antiguas las que se originaron en Aragón, donde los Alcalá fueron “ricoshombres de mesnada”, y cuyos descendientes se extendieron, con la Reconquista, a otras regiones de España. Por los años de 1137, en el reinado de Don Ramiro II de Aragón, vivía Galín Jiménez de Alcalá, caballero muy notable. En los últimos tiempos de la Reina de Aragón Doña Petronila, por los años de 1160, florecieron Dodón de Alcalá y Pedro de Alcalá. Sus sucesores pasaron a Valencia, Castilla, Murcia, Andalucía y Sicilia. En el antiguo Reino de Valencia se asentaron en Sogorb (1258-1312), Olocau del Rei (1271), Onda (1310-1322, Altea (1381), etc. Una familia que se estableció en Andalucía se llamó Alcalá Galiano, contando entre sus miembros al célebre marino Dionisio Alcalá Galiano, y a Emilio Alcalá Galiano y Valencia, III Conde de Casa Valencia. En Andalucía en 1499, el franciscano Pedro de Alcalá recibió el encargo del Arzobispo de Granada, Hernando de Talavera, de evangelizar a los mudéjares andaluces. Probaron los Alcalá su nobleza ante las Reales Chancillería de Valladolid y de Granada, así como para su ingreso en las órdenes militares.

Armas.- Las primitivas: En oro, una faja de sable.

Extracto de la información contenida en la lámina de este apellido editada por Instituto de Historia Familiar.

Para obtener información sobre cómo conseguir su árbol genealógico familiar visite: www.heraldicafamiliar.com