Zazo

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Apellido, poco frecuente y repartido por España, si bien se registra sobre todo en Madrid, Castilla-León, Extremadura, y Barcelona, procedente de motos o apodos nacidos a partir del adjetivo castellano –zazo-, “tartajoso, zazoso”. También existe en euskera la voz –zazo-, con el significado de “arboleda”, “ceceoso”. Algunos tratadistas hacen descender a todos los Zazo del País Vasco, señalando que sus ramas pasaron a Castilla y Andalucía (con casas en Écija, Sevilla y Úbeda). Así lo afirma, por ejemplo, el tratadista vasco Endika de Mogrobejo, señalando que los Zazo son descendientes de unos primitivos Zazog, de los que se dice existen noticias desde el siglo VI. De estos Zazo fueron descendientes notables personajes, entre ellos Francisco de Zazo y Rosillo, natural de Madrid, Cronista de los Reinos, que fue nombrado Rey de Armas en 1727, en sucesión de su padre, alcanzando pocos años más tarde el Decanato del Cuerpo. Su hijo, Ramón de Zazo y Ortega, nacido en Madrid hacía 1740, fue cadete de las Reales Guardias de Corps y Capitán de Infantería, Archivero Gral. de la Contaduría de Propios y Arbitrios, ejerciendo como Rey de Armas desde 1763, siendo, como Oficial de Armas, el que proclamó Rey a Don Carlos IV, y se halló en la jura del Príncipe Don Fernando. Por su parte, Luis Zazo, vecino de San Román de la Hornija (Valladolid), probó su nobleza, en 1580, ante la Real Chancillería de Valladolid.

Armas.- Fueron las primitivas: En plata, tres castillos de gules, con tres estrellas, de azur, una sobre cada castillo.