Timor

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Apellido, muy poco frecuente y registrado sobre todo en la provincia de Valencia, siendo menor su presencia en Castellón, Alicante, Zaragoza, Barcelona, Comunidad de Madrid, etc.Timor es el nombre de un lugar agregado al municipio de Sant Pere dels Arquells (Segarra, provincia de Lleida), cuyo origen, según señala Alcover en su “Diccionari catalá, valencià i balear”, podría estar en el nombre de mujer Timbor. Añade Alcover que hubo antiguas casas de Timor en Benassal, Alzira, etc. Don Enric Guinot, en el tomo II de su obra “Els Fundadors del Regne de València”, cita entre los primeros pobladores de Oriola, según consta en el “Libro del Repartimiento de Orihuela”, años 1300-1314, a G. Timor y a “Na Timora”, a los que señala como originarios de la citada comarca leridana de la Segarra. Otras antiguas casas de Timor hubo, según el mismo autor, en Morella, Vilafranca del Maestrat (1396), Castelló de la Ribera (1421), Benimaclí (término de Alzira) y Carcaixent (1433). En Catalunya, según consta en el censo de hogares de 1358, una familia apellidada Timor tenía casa en la villa de Montoliu de Segarra (Lleida), y, según consta en el de 1553, Joan Timor era vecino de la villa de Falset (Tarragona). Por otra parte, según señalan los García Carraffa en su obra “El solar catalán, valenciano y balear”, entre 1330 y 1348 vivió doña Blanca de Timor, señora que fue del hábito de Sant Joan de Jerusalén, en el Gran Priorato de Catalunya.

Armas.- Según los García Carraffa, trajeron los de este linaje: En campo de plata, una cierva pasante, de gules.