Quiñones

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Apellido de origen toponímico, relativamente frecuente y con sus principales asientos en la Comunidad de de Madrid y en las provincias de Cádiz, Barcelona, León, Pontevedra, Sevilla, Málaga y Ciudad Real. Procede del topónimo Quiñones, nombre de una población en la provincia de Lugo, cuyo étimo está en relación con la voz luso-gallega de origen prerromano –quiroga- o –queiroga-, “nombre de una planta ericácea”. Familias de este apellido pasaron a Castilla, Extremadura, La Mancha y Andalucía en tiempos de la Reconquista. Fernán Núñez de Quiñones tuvo la dignidad de Conde y fue Alférez del Rey Alfonso VIII. Algunos Quiñones, de distintas familias, probaron su hidalguía, en repetidas ocasiones, en la Real Chancillería de Valladolid, entre ellos: Antonio de Quiñones, vecino de León, en 1559; Juan de Quiñones, vecino de Mayorga (Valladolid), en 1593, y Suero de Quiñones, vecino de Toro (Zamora), en 1556. Idéntica probanza hicieron en la Real Chancillería de Granada, entre otros: Diego de Quiñones, de Cuenca, en 1530; Fco. de Quiñones, de Ávila, en 1530, y Fco. Quiñones Osorio, de Alburquerque (Badajoz), en 1724. Otros Quiñones probaron su nobleza para ingresar en algunas de las antiguas Órdenes Militares.

Armas.- Varios fueron los escudos de Quiñones. El “Repertorio de Blasones de la Comunidad Hispánica” recoge, en primer lugar: En gules, un castillo de piedra, aclarado de gules; bordura jaquelada de ocho piezas: cuatro de gules, con un castillo de oro, y cuatro de oro, con un león de gules.