Molina

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Molina_2

Apellido castellano de origen toponímico, tomado del nombre de poblaciones como Molina de Aragón, La Molina de Ubierna, etc., así llamadas en alusión a la presencia de molinos de grano o aceite en las mismas. Hubo, por tanto, distintas casas solares de Molina, no emparentadas entre sí, algunas de ellas de probada nobleza. La mayor parte de los autores afirman que los primitivos Molina forman una rama de la gran Casa de Lara, y que comenzaron a llamarse Molina por haber recaído en ellos el Señorío de Molina. Según el cronista murciano Cascales, los Molina de Murcia y sus ramas andaluzas, descienden de los Molina de Aragón, como Pedro de Molina, Sobrejuntero de Sobrarbe, o Adelantado, que es lo mismo, y padre de Ramón de Molina, Adelantado de Zaragoza y de Teruel y uno de los cuarenta caballeros señalados para presenciar el desafío del Rey don Pedro de Aragón con el Rey don Carlos I de Nápoles, sobre el Señorío de Sicilia. Este caballero pasó a Castilla, en unión de otros, a causa de un desafuero que les hizo el Rey de Aragón. Entonces pasaron también algunos Molina a la ciudad de Murcia, y de allí pasaron a la conquista de Andalucía. El caballero Diego Hernández de Molina perteneció al Consejo de Don Juan I de Castilla e ingresó en la Orden de Santiago. Ante las Reales Chancillerías de Valladolid y de Granada probaron algunos Molina de las distintas casas su hidalguía, así como su nobleza en las antiguas Órdenes Militares.

Armas.- Unos Molina trajeron: De azur, con una rueda de molino, de plata.