Malagón

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Apellido de origen toponímico, poco frecuente y repartido por España, si bien es recurrente en Madrid, Córdoba, Granada, Barcelona y Ciudad Real, siendo menor su presencia en Jaén, Sevilla, Valencia, Toledo Albacete, etc. Procede del topónimo Malagón, nombre de poblaciones como Malagón (Ciudad Real), Malagón (Córdoba) y Malagón (Lugo), si bien, en su mayor parte, el apellido se generó en La Mancha. Escribe Tibón que el topónimo Malagón es un derivado aumentativo de Málaga, del hebreo Mala´ka, “fábrica, taller”. Ante la Real Chancillería de Granada probaron su hidalguía Juan Céspedes Malagón y consortes, vecinos de La Calzada de Calatrava (Ciudad Real), en 1787, y Ana de Cuartas Malagón, vecina de Granátula de Calatrava (Ciudad Real), en 1725. Juan Malagón, vecino de Villasandino (Burgos), pleiteó en 1573 con Pedro de Triana. En 1580, Alonso Martín, marido de Francisca Malagón, vecinos de Velilla de San Antonio (Madrid), pleiteó con Bartolomé Gallego, vecino de Rejas (Madrid), por una herencia. En 1606, Miguel Malagón Burcio, natural de Puertollano (Ciudad Real), presentó pruebas de nobleza para ingresar como religioso en la Orden de Calatrava. En el Archivo General Militar de Segovia se guardan, entre otros, los expedientes de los oficiales Antonio Malagón, Infantería, 1796, y Eduardo Malagón y Julián de Nieto, Ingeniero, 1847.

Armas.- El “Repertorio de Blasones de la Comunidad Hispánica” recoge para Malagón: En azur, dos cabríos apuntados, de gules, perfilados de oro.