Florán

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Apellido, muy poco frecuente y registrado sobre todo en la provincia de Málaga. En el Archivo Histórico Nacional se guarda el expediente en el que Juan Bautista Florán, francés, comerciante de la ciudad de Cádiz, solicita que se le conceda espera y moratoria para el pago a varios acreedores, año 1788. En el mismo Archivo (Registro del Sello de Corte), se guarda el Real despacho de rehabilitación a favor de don Juan Florán Velaz de Medrano y Pastorís, en el título de Castilla, concedido en 1649 a su quinto abuelo don Pedro Velaz de Medrano, confirmado en 1682 al hijo del anterior, don Antonio [Velaz de Medrano], con la denominación de Marqués de Tabuérniga, el cual ha llegado a recaer en el citado don Juan Florán Velaz de Medrano y Pastorís, por fallecimiento de su padre don Vicente Florán, ocurrido en 1841, sin haber sacado carta de sucesión, año 1857. Otra Real carta, fechada el 20 de agosto de 1857, confirma en el título de Marqués de Cabuérniga a Leopoldo Velaz de Medrano y Valterra, por fallecimiento, el 23 de agosto de 1862, del marqués don Juan Florán, su padre. En otro expediente se deja constancia de que Francisco Gutiérrez Florán estudió medicina en la Universidad de Alcalá, año 1663. En otro documento, fechado en San Sebastián (Guipúzcoa) el 12 de octubre de 1744, se recoge la admisión en el convento de San Juan de Quejana (Álava), de la Orden de Predicadores, de María Antonia Florán. Armas.- El “Repertorio de Blasones de la Comunidad Hispánica” le asigna: En oro, tres fajas veradas, de gules.