Díaz

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Muy antiguo apellido, bastante frecuente y repartido por España, derivado del nombre medieval Dia o Día, forma abreviada del nombre Diago, derivado del de Santiago, del latín Sanctus Iagus. Las casas más antiguas de este patronímico tuvieron su origen en Galicia, León, Asturias y Cantabria, desde donde partieron numerosos caballeros que tomaron parte en la todas las guerras de la Reconquista. Así, por ejemplo, don Alfonso Díaz, de la rama del Señorío de Molina (León), fue uno de los trescientos caballeros que conquistaron la ciudad de Baeza (Jaén) a los moros, en 1227, en unión a los Condes de Lara. Entre las antiguas casas de los Díaz figura con mucha antigüedad la que estuvo sita en el lugar de Bobia (León), de la que salieron distintas ramas, como las que pasaron a Asturias, donde levantaron nuevas casas en el Concejo de Allande y en el de Cabrales. Muchos Díaz, de las distintas casas, probaron su nobleza ante las Reales Chancillerías de Valladolid y de Granada, así como para su ingreso en las Órdenes Militares. Así, ante la de Granada lo hicieron, entre otros muchos: Antón y Hernando Díaz, vecinos de Deleitosa (Cáceres), en 1568; Pero Díaz, vecino de Granada, en el año 1555; Luis Díaz, vecino de Ocaña (Toledo), en 1540, y Pedro Díaz, vecino de Antequera (Málaga), en 1560.

Armas.- Uno de los escudos más generalizados entre los Díaz es: De plata, con un león rampante, de gules, que tiene en la mano diestra un bastón de oro, perfilado de sable. Bordura de gules, con cinco flores de lis, de oro.