Castrejón

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Apellido, poco frecuente y repartido por España, con sus principales asientos en Madrid y Ávila, siendo notable su presencia en Sevilla, Toledo y Barcelona. Tuvo su origen en poblaciones como El Castrejón (Ávila), Castrejón de Trabancos (Valladolid) y Castrejón de la Peña (Palencia), cuyo nombre tomaron individuos originarios de alguno de ellos, según fue costumbre en la Edad Media. El topónimo Castrejón es un diminutivo de –castro-, “lugar fortificado”. Hubo distintas familias Castrejón, no emparentadas entre sí. En un documento fechado en Medina del Campo (Valladolid) en 1494, de ordena al corregidor de Ágreda (Soria), que resuelva los pleitos de Diego de Castrejón, alcaide de la fortaleza de Vozmediano (Soria). En otro, fechado el mismo año y en el mismo lugar, se ordena al juez de Segovia, a petición de Martín de Castrejón, procurador de la Mesta general, que el alcalde de los alcázares no cobre imposiciones nuevas al ganado y que, lo que hubiere cobrado, lo devuelva. En Soria, en 1496, se fechó un documento por el que se comisiona a Castrejón, juez y pesquisidor de Guadalajara, para que informe sobre el debate pendiente entre la villa de Tendilla y la ciudad de Guadalajara “sobre el meter del vino en la dicha ciudad”. Manuel de Castrejón presentó pruebas en 1623 para que le fuera concedido el Título de Caballero de la Orden de Santiago. En 1682, Juan José Padilla y Guardiola Castrejón y Guzmán, natural de Sevilla, presentó pruebas de nobleza para Caballero de Orden de Calatrava.

Armas.- En plata, tres fajas, veradas de azur y plata.