Arce

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Apellido, frecuente y repartido por España e Hispanoamérica, para el que se proponen dos orígenes. En primer lugar, algunas familias Arce son originarias de las poblaciones castellanas llamadas Arce (Burgos y Cantabria), nombre derivado de la voz castellana –arce-, “nombre de árbol”. En segundo lugar, otras familias Arce son originarias de la población navarra de Arce, nombre derivado del vasco –artzalarte-, “pedregal”. Rodrigo de Arce, caballero muy poderoso en Castilla, Señor de siete merindades, fue fundador de la casa y solar del apellido Arce en el lugar de Villarias, (Burgos), y progenitor de las casas de Villarias, Carriedo y Piélagos, de las que dimanaron numerosas ramas. Tuvieron los Arce muchos señoríos en las merindades de Aguilar de Campóo, Asturias de Santillana y Castilla la Vieja, como se desprende del libro del “Becerro”. Lope García de Arce fue caballero muy principal en la Corte de Navarra, en 1231. En Bilbao también hubo antiguas familias Arce originarias, a juzgar por el blasón que usaron, de Burgos. Probaron los Arce de las distintas casas su hidalguía ante las Reales Chancillerías de Valladolid y de Granada, así como ante las Cortes de Navarra, etc. Otros Arce probaron su nobleza para ingresar en las antiguas órdenes militares de Santiago, Alcántara, Carlos III y San Juan de Jerusalén.

Armas.- El “Repertorio de Blasones de la Comunidad Hispánica” recoge, entre otras: De plata, con cinco flores de lis de azur, puestas en sotuer y bordura jaquelada de plata y rojo, en dos órdenes.